Puedo Cambiar el Seguro de un Auto Prendado?Si usted ha adquirido un auto en cuotas seguramente se preguntará si puede cambiarse el seguro de un auto prendado. Lo primero que hay que responder es: depende. Según nuestro Código Civil Argentino, una prenda es una garantía para el cumplimiento de una obligación; cuando se coloca un bien en prenda, se está sometiendo el valor de esa cosa, al pago de una obligación contractual en la que se encuentra comprometido, como sujeto pasivo de la relación jurídica, el dueño de a cosa o aquella persona capaz de administrar o de disponer de la misma. Podemos afirmar entonces, que en relaciones jurídicas bilaterales de tipo patrimonial (como lo son las obligaciones) encontramos dos partes bien distinguidas una de otra; en un extremo el acreedor o sujeto activo como la persona capaz y con acción legal para exigir el cumplimiento de la obligación; y en el otro extremo el deudor o sujeto pasivo, como la persona sometida a la exigencia legal de su acreedor.

El acreedor prendario es la persona física o jurídica, pública o privada, que posee un objeto con valor económico de su deudor y que frente al posible incumplimiento de este último, liquidará ese bien para cobrarse su crédito. La prenda puede ser común (explicada en el párrafo anterior), o con registro (esta modalidad es la adoptada con los vehículos automotores), y consiste en la retención a favor del deudor del objeto sometido a la prenda, de tal modo que pueda beneficiarse con su uso para conseguir de tal forma extinguir la obligación contraída.

Si el acreedor prendario es un sujeto particular que toma un auto en prenda de su deudor para cubrirse el pago de un crédito menor o mayor al de la obligación principal, pero que no está  directamente relacionado el crédito con el valor total de la unidad, en ese caso, el deudor tiene derecho a cambiar de compañía aseguradora. El acreedor solo deberá velar porque el auto se encuentre asegurado en alguna aseguradora de nombre, como para no dejar en descubierto su “crédito” en caso de robo, incendio o accidente total del vehículo prendado.

Ahora bien, si el acreedor prendario es la concesionaria donde se compró el vehículo, y en el cual todavía se está abonando el valor del auto en cuotas, en ese caso, quien será el futuro dueño absoluto del automotor (el deudor prendario), se encuentra muy limitado a la elección de cambiar la compañía aseguradora de su auto prendado, y ni hablar de la elección libre de su productor asesor de seguros que está absolutamente vedada. Las concesionarias trabajan con una lista taxativa de compañías de las cuales, quien acepta la oferta de adquirir el vehículo en cuotas, no tiene otra opción que escoger entre alguna de las aseguradoras que se le ofrece. En la mayoría de los casos responden a una cadena de Broker de seguros y participan en un porcentaje de la comisión. Es por eso que el seguro de autos prendados es más costoso de lo normal, dado a que si esa persona consulta en una oficina comercial independiente de seguros, descubrirá que está abonando entre un 20% y un 40% más el monto de la cuota, aún cuando le cotice la misma compañía contratada.

Si usted se ha preguntado si puede cambiar el seguro de su auto prendado podemos concluir que una contratación bajo esta modalidad ata de manos al deudor prendario restringiendo su libertad. Sólo podrá liberarse cuando termine de abonar el plan contratado.