El Seguro de Auto con Franquicia es un tipo de contrato en donde el asegurado paga una cuota de seguro más barata pero se compromete en caso de tener un accidente a hacerse cargo de una parte del costo de reparación.

La franquicia puede acordarse como un importe fijo o como un porcentaje del costo del siniestro (reparación del automotor).

  • En caso de acordarse un importe fijo, supongamos como ejemplo que el asegurado acuerda una franquicia de importe fijo de $500, cada vez que el asegurado tenga un accidente que conlleve un costo de reparación menor a $500 lo deberá pagar todo por su cuenta y la aseguradora no deberá pagar nada. En caso de que el costo del siniestro sea mayor a $500 por ejemplo $1800 el asegurado pondrá $500 y la aseguradora pagará los otros $1300.
  • En caso de acordarse un porcentaje, supongamos como ejemplo que el asegurado acuerda una franquicia porceltual del 10%, entonces cada vez que el asegurado tenga un accidente deberá pagar el 10% del mismo y el otro 90% lo pagará la aseguradora. Es decir si el costo de reparación es de $1000 el asegurado pagará $100 y la aseguradora pagará $900.

Hay que tener en cuenta que las franquicias sólo se utilizan sobre los siniestros parciales, es decir, si tenemos un siniestro con pérdida total del vehículo la aseguradora se deberá hacer cargo del 100% al igual que por daños ocasionados contra terceros.

Es muy importante analizar bien cuál es el porcentaje o costo fijo de la franquicia, que dependerá de la zona y el tipo de cobertura, y comparlo con los otros tipos de coberturas como ser las de daños totales únicamente o las premium que cubren absolutamente todo. Para compararlas ingresá al comparador de seguros de auto.

Cómo siempre la elección del seguro dependerá de cada persona y de los riesgos que asuma cada uno detrás del volante. Manejar con precaución es siempre la mejor opción y la más barata.